La idea general del maquillaje es resaltar de forma delicada o dramática, según tus deseos y la ocasión, la belleza natural de tu rostro. Asimismo, puedes corregir, destacar, disimular y hasta crear rasgos para hacerte lucir más atractiva. El maquillaje es un arma poderosa, y por ende debe manejarse con mucha precaución.