El maquillaje de los ojos puede cambiar completamente tu mirada y complementar (incluso chocar) tu look, por lo que es importante considerarlo como una parte fundamental de tu atuendo. Elegir el maquillaje adecuado no se trata únicamente de escoger tu color preferido o de copiar el tono de tu vestuario en tus ojos; más bien se debe escoger los colores adecuados para tu color de ojos y que estos se integren completamente con tu imagen personal.

Day 20 - Behind Blue Eyes

Lograr este objetivo cuando tienes unos hermosos ojos azules puede ser un tanto complicado, pues resulta muy sencillo opacar su luminosidad y belleza con determinados colores. Sin embargo, hoy te ofreceremos una guía para que aprendas a maquillar ojos azules.

Sombras para ojos azules

La idea general del uso de sombras es complementar el color de tus ojos y lograr que estos resalten, en vez de opacarlos. Para lograr este efecto en los ojos azules, aprovecha los tonos rosa, cafés y violetas, tonos cálidos que los complementan y destacan. Evita el uso de azules y verdes, pues estos tonos fríos devoran el color de tus ojos y les resta protagonismo.

Asimismo, los tonos cálidos en la gama de los naranjas y rosas harán que tus ojos azules sean la estrella de tu look, pues estos colores son los opuestos en la rueda de colores y el contraste los hará destacar. Si deseas probar un look smokey eyes diurno, puedes hacerlo utilizando tonos cafés y neutrales. Tus ojos son tan cálidos y luminosos de forma natural que no necesitas demasiados colores para hacerlos brillar.

Delineador y rímmel para ojos azules

El delineador para unos ojos azules debería estar dentro de los tonos café, pues el negro tradicional resulta demasiado duro y chocaría con el delicado contraste que ofrecen los ojos azules. Asimismo, el rímmel o máscara para pestañas debería seguir estos mismos lineamientos. Si bien es cierto que el rímmel destacaría tus pestañas, abriendo el ojo e iluminando la mirada, los tonos negros no se verían bien con el color de tu piel y cabello, restando luz y naturalidad.

Lo último que debes tener en cuenta es el rubor y el color de los labios. Bien nos vale recordar la premisa de que si el maquillaje está orientado a resaltar tus ojos, entonces debes mantener los labios en tonos neutrales y apagados para mantener el equilibrio. Pero si optaste por sombras nude o neutrales, muy delicadas para dejar que tus ojos azules tomen la batuta, entonces puedes probar con un labial de color brillante y alegre.

Crédito de la imagen: Day 20 – Behind Blue Eyes via photopin (license)